CRÍTICAS DE JUAN CARLOS RIVERA

 

 

“Rivera lo interpretó respetando las cadencias de las danzas, el tempo, el fraseo y el acento que exige su carácter…un recital que tuvo momentos de inusitada belleza”.

(EL CORREO DE ANDALUCÍA, 6/03/08)

 

“…Su fraseo es de una delicadez y de una atención a los detalles inigualables. Se escuchan con claridad cristalina todas y cada una de las voces y de las líneas melódicas…”.

(DIARIO DE SEVILLA, 5/03/08)

  

Festival Internacional de la Guitarra de Córdoba 95
El sevillano Juan Carlos Rivera ofreció el viernes en el palacio de Congresos algo más que un concierto de vihuela. Dio al público una exhibición de técnica depurada, de personalidad y de discreta elegancia. Los asistentes tuvieron la oportunidad de escuchar lo que en tiempos pretéritos fuera música de Corte, que Rivera fue desgranando de las cuerdas de su vihuela con un estilo rayano en la perfección.
DIARIO DE CÓRDOBA     9 de julio de 1995

 

Festival Internacional de Música y Danza de Granada 95
Juan Carlos Rivera, además de virtuoso indudable de su instrumento, es un magnífico conocedor del estilo que interpreta.
EL CORREO DE ANDALUCÍA     6 de julio de 1995

 

Festival Internacional de Música Antigua de Sajazarra 96
...Juan Carlos Rivera, magnífico como continuista y como solista, con una gran capacidad para ver y mostrar el juego polifónico...

LA RIOJA     20 de agosto de 1996

 

Festival Chamber Music of the Cambridge Society for Early Music, Boston
Rivera's stringed accompaniment was sharp and aupportive. he also perfomed six solo Spanish songs, very pensive and slow tempoed, with strong phrasing and musicality.
NORTH SHORE MAGAZINE Boston     20 de marzo de 1997

 

Quincena Musical Donostiarra 98, Ciclo de Música Antigua
El concierto ofrecido ayer en el Museo Diocesano por Juan Carlos Rivera es el resultado del trabajo de un intérprete exquisito para ofrecérselo a un público exquisito, que supo tomar la opción de los senderos de la sencillez y el buen gusto.
Un concierto que rezumó sosiego, buen gusto y mejor hacer.
EL DIARIO VASCO     25 de agosto de 1998

 

Ciclo Los Siglos de Oro 98
Rivera, que interpretó a solo ocho fragmentos, lo hizo con gran claridad en los dedos y en la mente, planos delimitados sabiamente, con libertad en su criterio...
ABC DE MADRID     26 de septiembre de 1998

 

...Un Juan Carlos Rivera que arrancó uno de los mejores y más limpios sonidos de su vihuela que el que firma estas líneas haya escuchado.
RITMO     noviembre de 1998

 

Ciclo Música Velázquez en el Real Alcázar de Sevilla
Juan Carlos Rivera empezó deleitando con una guitarra barroca de precioso sonido, gracias a una ejecución de pulcritud absoluta, con una capacidad casi ilimitada para matizar las danzas cortesanas de Corbetta o Bartolotti...Demostración de arte íntimo, sutil, de lo aparentemente pequeño, pero en el fondo gigantesco, porque alcanza el objetivo más noble de cualquier expresión artística: la emoción.

DIARIO DE SEVILLA     27 de mayo de 1999

 

Ciclo Solistas Internacionales de Juventudes Musicales
...Rivera nos hipnotizó, nos emocionó y nos colocó, como en un espejo, frente a la grandeza y miseria de nuestra condición. Ser humanos.
DIARIO DE SEVILLA     1 de febrero de 2000

 

Juan Carlos Rivera se reveló como un maestro en el arte de la ornamentación cuidadosa y pertinente, a través de obras de Pietro Paolo Borrono y Francesco da Milano, y rescató un ramillete de piezas anónimas escocesas del Renacimiento tardío, deliciosa sorpresa preñada de curiosas disonancias...para concluir su recital con gracia, variedad y elegancia.
ABC de Sevilla     2 de febrero de 2000

 

I Festival de guitarra "América Martínez"
Con una preciosa guitarra barroca de cinco órdenes, Rivera empezó paseándonos por una música hermosísima y llena de sensualidad...que estalló en una fantástica Suite de Bartolotti...con el preludio de la Suite pareció transfigurarse, consiguiendo una matizadísima y calurosa transmisión de unas danzas que sonaron como una auténtica explosión de ritmos y colores, alcanzando su punto álgido con unos rasgueados en pianíssimi de poner el vello de punta....Su capacidad para el matiz parece infinita y así lo demostró en su delicado acercamiento a la músicade Castaldi y Piccinini, con atención al más mínimo detalle y absoluta precisión.
DIARIO DE SEVILLA     19 de marzo de 2001

 

Como intérprete de guitarra barroca demostró con habilidad y precisión sus dotes interpretativas.
El Deber, Santa Cruz de la Sierra (Bolivia)     01/05/02

 

Quizás uno de los mejores intérpretes de cuerda pulsada de todo el mundo, amén de inspirador de grupos de música antigua que ha hecho de la ciudad uno de los mayores focos nacionales del género.
Diario de Sevilla     02/12/02